El origen de las lenguas europeas

Las lenguas indoeuropeas y su origen

Las lenguas indoeuropeas son el origen de la mayoría de las lenguas actuales de Europa. Muchos de nosotros hemos estudiado alguna vez, a lo largo de nuestra vida uno o más idiomas, pero ¿sabes de dónde provienen las lenguas que utilizamos en la actualidad?

Lenguas indoeuropeas

En Europa, la mayor parte de los idiomas hablados hoy en día provienen de una familia de lenguas, las llamadas lenguas indoeuropeas. Este indoeuropeo es antecesor, es decir, lengua madre, tanto del latín como del griego. Y se hablaba desde la actual India hasta Europa, de ahí proviene su nombre. A partir de este indoeuropeo evolucionaron diferentes tipos de lenguas, como la indoirania, la helénica, la céltica, la eslava, la báltica, la germánica y la anatolia, pero la más destacable es la itálica.

 

El latín, lengua itálica, en sus orígenes, solo se hablaba en una pequeña región sureña de la península itálica. Pero gracias al ascenso del Imperio Romano, fue tomando mayor importancia. Se posicionó como el idioma de negocios, de educación y de tratados por excelencia en la península. Y, gracias a la expansión de dicho imperio, también en el del resto de pueblos alrededor del Mediterráneo. Este latín posteriormente evolucionó a las lenguas romances actuales.

 

El origen de idiomas como el italiano, el rumano, el portugués, el francés, el gallego, el castellano o el catalán de hoy en día provienen del latín tardío y más vulgar. Que, a su vez, proviene de los comerciantes y soldados romanos. Este latín vulgar tendía a cambiar el orden de las palabras y a dejar de lado las declinaciones latinas para utilizar más preposiciones. Este propio latín, por su parte, fue influenciado en gran medida por el griego, debido a su proximidad y al comercio entre los imperios.

 

Los diferentes reinados han expandido su cultura y sus idiomas alrededor del mundo.

 

Durante la época colonialista, los diferentes reinados fueron expandiendo su cultura y sus idiomas alrededor del mundo. Ese es el motivo por el cual más de 950 millones de personas hablan lenguas romances (latinas o románicas) hoy en día.

 

Los casos del alemán y del inglés son algo diferentes. Ambos idiomas provienen de las lenguas germánicas occidentales. Estas lenguas germánicas se originaron alrededor de la actual Dinamarca. Y posteriormente se subdividieron en germánicas nórdicas, germánicas occidentales y en germánicas orientales. En las lenguas germánicas no solo están el alemán y el inglés, sino también el neerlandés, el afrikáans, el frisón y el escocés.

 

El alemán no surge hasta después de la edad Media. Antes de esta época, en la actual Alemania se usaba el latín para las actividades más formales de la sociedad, mientras que en el día a día se utilizaban diferentes dialectos germanos. No fue hasta 1314, cuando el emperador Luis IV de Baviera decidió dotar a toda esa zona de un idioma común. Surge el alemán estándar, que acabaría sustituyendo al latín en todos los ámbitos.

 

La lengua inglesa es un tanto particular. A pesar de ser una lengua germánica, no se parece en absoluto a idiomas como el alemán o el neerlandés. El único idioma a medio camino entre el alemán y el inglés es el frisón, pero hay diferencias muy marcadas entre ellos. Esto se debe a la gran influencia francesa en la lengua debido a la conquista normanda de Inglaterra sobre 1066. También es por esto por lo que muchas palabras en inglés se parecen a algunas en lenguas romances, como los términos médicos y otras palabras de menor uso común.

 

Todos los idiomas europeos estuvieron estrechamente entrelazados ya que tienen su origen en las lenguas indoeuropeas

 

A pesar de las diferencias lingüísticas de hoy en día, todos los idiomas europeos estuvieron estrechamente entrelazados de uno u otro modo ya que tienen su origen en las lenguas indoeuropeas. Estas similitudes resultan útiles a la hora de aprender nuevos idiomas, debido a que tenemos un conocimiento base de sus posibles estructuras gramaticales o incluso vocabulario común. Así que, la próxima vez que te plantees estudiar un idioma nuevo, piensa en cuál te podría resultar más fácil según sus orígenes.

Artículos relacionados

False friends

Los false friends son un fenómeno del inglés, a menudo, entre idiomas, hay algunas palabras que suenan y/o se escriben de manera similar, pero cuyos significados difieren de manera considerable. Este fenómeno también está presentes en español. Son la razón de por qué muchos ingleses dicen «Estoy embarazado» al hablar en español, en lugar de [...]

Listening tips

Es momento de hablar del Listening. Hasta ahora hemos visto algunos consejos para enfrentarnos a las diferentes partes de los exámenes oficiales de inglés, concretamente el Speaking y el Reading. Veamos algunos consejos para mejorar la parte del Listening. Esta parte del examen tiene una duración de unos 40 minutos. Supone el 20% de la [...]

Phrasal verbs

Los «phrasal verbs» son construcciones características del inglés y que se forman con un verbo y una preposición y/o un adverbio. Suelen utilizarse en contextos más informales, ya que todos ellos tienen un equivalente verbal. Dependiendo de la partícula que sigue al verbo, el significado puede diferir considerablemente del verbo original. Por ejemplo, la palabra [...]

×