Que el speaking no te pare

Examen de speaking, cómo enfrentarse a él

El examen de speaking es una de las 4 partes de las que constan los exámenes de inglés: Reading and Use of English, Writing, Listening y Speaking. Esta última parte suele ser la que más miedo nos puede dar, ya que no se practica tan a menudo como el resto de las destrezas. Pero esto no quiere decir que deba resultarnos más difícil de superar. El examen de speaking representa un 20 % del total de la nota de los exámenes de inglés, por lo que, aunque es importante, no es preciso alterarse por él.

examen de speaking

Este examen de speaking se hace en parejas aleatorias y consta de 4 partes, en la que habrá dos examinadores en la sala. Uno de ellos solo tomará notas de tus respuestas, y el otro será el entrevistador. La primera parte se trata de una entrevista de unos dos minutos, en la que el examinador te hará preguntas sobre ti. Durante la segunda, cada candidato tendrá que hablar ininterrumpidamente durante un minuto. Tendrá que describir la foto que se les haya proporcionado, y luego es posible comentar cuando el compañero acabe de hablar. Durante la tercera parte, el examinador os entregará material sobre el que tendréis que hablar durante dos minutos entre vosotros y, durante el último minuto, llegar a una conclusión final. Por último, durante la cuarta, el examinador os irá haciendo preguntas relacionadas con la tercera parte, a las que tanto tú como tu compañero asignado deberéis responder a lo largo de cuatro minutos.

 

El examen de speaking representa un 20 % del total de la nota de los exámenes de inglés

 

Para la primera parte del examen de speaking, la entrevista, no es necesario memorizar nada. Lo más importante a tener en mente es que, cuanto más largas y fundamentadas sean las respuestas, mejor. Para ello, debes tener siempre en mente los siguientes consejos: da siempre razones o justificaciones para tus respuestas (así evitarás ser escueto). Aporta ejemplos para sostener tus ideas (ya sean del futuro, de tu pasado o de tu presente). Expresa tus sentimientos y puntos de vista respecto al tema. Y, por último, no temas a dar detalles, por muy simples que sean. No se trata de conocer tu vida personal, sino de evaluar tus destrezas orales, por lo que, si quieres, puedes inventar todo lo que digas. Pero ten en cuenta que esto puede llegar a contraproducente, ya que no solo tienes que expresar lo que quieras decir en otro idioma, sino que también tendrás que inventar las respuestas, lo que te puede hacer perder un tiempo muy valioso.

 

Al hacer la segunda parte del examen de speaking será clave no parar de hablar. Debes limitarte a describir la foto que te proporcionan utilizando expresiones de distancia y localización (no debes señalar los objetos en la imagen sin utilizar las expresiones apropiadas, ya que lo que quieren evaluar son tus destrezas descriptivas). Para ello podrás utilizar expresiones como «In the foreground/background/middle ground», «On the left/right of the picture», «At the top/bottom of the picture» o «To the left/right of the picture». La mejor manera de describir la fotografía es empezar por lo general («the bigger picture») y luego indagar en los detalles.

 

Durante la tercera parte es necesario mantener una conversación fluida con tu compañero sobre los materiales que se proporcionan. Se os proporcionará un tema y deberéis debatir sobre él durante aproximadamente dos minutos, y posteriormente llegar a una conclusión en común durante otro minuto más. Para esto será necesario dar respuestas largas y con fundamento, intentar contestar a todas las preguntas planteadas, hacerle preguntas al compañero y, sobre todo, no quedarse callado. Si el compañero se queda callado, intenta reformular tu pregunta o argumento, ya que le darás tiempo a pensar y tú demostrarás tus habilidades de parafrasear. No temas si no te acuerdas de alguna palabra de vocabulario: descríbela lo mejor que puedas, sé ingenioso, los examinadores lo tendrán en cuenta.

 

Para la última parte del Speaking es muy importante que la conversación sea natural, igual que tendrías con un amigo o conocido. De nuevo, es importante no parar de hablar en ningún momento. Intenta utilizar expresiones de cortesía, como «Shall I start?» o « Would you want to speak first?». En esta parte vuelve a ser importante justificar tus respuestas y aportar ejemplos, así como expresar tus sentimientos y aportar cualquier información adicional, por pequeña que sea.

 

Espero que esta pequeña guía sobre el speaking te haya servido de ayuda y recuerda: lo más importante es mantener la calma e ir relajados a los exámenes de inglés, es la mejor manera de que vaya todo fluído.

Artículos relacionados

False friends

Los false friends son un fenómeno del inglés, a menudo, entre idiomas, hay algunas palabras que suenan y/o se escriben de manera similar, pero cuyos significados difieren de manera considerable. Este fenómeno también está presentes en español. Son la razón de por qué muchos ingleses dicen «Estoy embarazado» al hablar en español, en lugar de [...]

Listening tips

Es momento de hablar del Listening. Hasta ahora hemos visto algunos consejos para enfrentarnos a las diferentes partes de los exámenes oficiales de inglés, concretamente el Speaking y el Reading. Veamos algunos consejos para mejorar la parte del Listening. Esta parte del examen tiene una duración de unos 40 minutos. Supone el 20% de la [...]

Phrasal verbs

Los «phrasal verbs» son construcciones características del inglés y que se forman con un verbo y una preposición y/o un adverbio. Suelen utilizarse en contextos más informales, ya que todos ellos tienen un equivalente verbal. Dependiendo de la partícula que sigue al verbo, el significado puede diferir considerablemente del verbo original. Por ejemplo, la palabra [...]

×